create a web page for free
adrican

Conductas

Las consultas de modificación de conductas no deseadas, se están convirtiendo en unas de las más demandadas

Pautas

Primero de todo, el adiestrador o el técnico en modificación de conductas, deberán estar seguros de que el o los problemas que padezca el perro que acude a su consulta, no están producidos o aumentados por algún problema fisiológico, para ello pedirá o recomendará el examen veterinario si procede según el caso. Después de esto se deberá conocer la historia aportada por los propietarios, para evaluar el problema y determinar si lo que preocupa a los propietarios es el verdadero problema o este viene de otro subyacente, cosa que ocurre en muchos casos, ya que en muchas ocasiones unas conductas van ligadas a otras, unas pueden ser más molestas que otras y por ello damos solo importancia a la conducta que nos crea problemas, pero puede ser que el foco o el inicio del problema, sea alguna otra conducta a la que no le prestamos atención, debido a que no nos supone una verdadera molestia.

Algunos casos típicos de modificación conductas no deseadas:

- Conductas agresivas hacia personas, animales o cosas.
- Vocalizaciones excesivas en ausencia o presencia del dueño.
- Conductas de eliminación inadecuadas o por sumisión.
- Conductas rebeldes o escapistas.
- Conductas destructivas de todo tipo de objetos.
- Problemas alimenticios o ingestivos, como pica o coprofágia.
- Miedos y fobias a cosas, animales, personas, lugares o situaciones.
- Conductas estereotípicas.
- Trastornos compulsivos.
- Tirar de la correa durante los paseos.
- Ansiedad por separación.
- Dominancia en la familia.
- Salutaciones excesivas o descontroladas.
- Robar comida o basura.